Cuánto cuesta pintar la fachada exterior de una casa

Si la pintura exterior de tu casa se está agrietando, descascarillando, o simplemente tiene un color obsoleto, es probable que haya llegado la hora de contratar a un pintor profesional para pintarla.

Muchos propietarios de casas de pueblo, adosadas o unifamiliares aprecian la apariencia fresca y atractiva que proporciona a su vivienda pintar la fachada exterior, pero se preguntan si es asequible o entra en su presupuesto.

¿Cuánto cuesta pintar la fachada de una casa?

El precio m2 de pintar una fachada de casa lo encuentras entre 14 y 17 €/m2 siempre que no tenga problemas de humedades o grandes desperfectos.

En el presupuesto de pintar el exterior está incluido una grúa telescópica o pluma, dos manos de pintura de alta calidad para exteriores y la reparación de pequeños daños en la fachada. El tiempo que se tarda en pintar son 3 días.

Cualquier otro servicio adicional necesario para poder pintar el exterior de la casa de forma satisfactoria y duradera hace que suba considerablemente el precio por metro cuadrado como veremos posteriormente.

Consigue hasta 4 presupuestos para pintar la fachada de una casa de profesionales cercanos a tu zona con un simple click

Calcula tu precio online GRATIS

Ejemplos de presupuestos para pintar el exterior de una casa

Para que tengas una idea aproximada de lo que pueden costar los trabajos más habituales, aquí tienes unos ejemplos que pueden servirte de referencia.


TrabajoPrecioDescripción
Pintar fachada de chalet de 150 m25.400€dos capas de pintura blanca y reparación de humedades
Pintar fachada casa de pueblo de 200m22.900€dos capas de pintura color blanco
Pintar fachada de casa adosada de 120m21.500€Dos manos color verde y reparación de grietas
Pintar pared exterior local comercial de 50m2700 €Fachada en buen estado

También te puede interesar

Factores que influyen en el precio de pintar una fachada

  • Superficie: como es de esperar, el factor más significativo que determina el precio de pintar el exterior de una casa o chalet es la superficie de trabajo, que se traduce en tiempo de mano de obra.

    Una vivienda más grande significa más metros cuadrados de superficie, aunque no siempre se cumple la regla, hay que tener muy en cuenta el número de ventanas, puertas y otras características como superficies con materiales que quizás no es necesario pintar (hormigón, acero, etc).
  • Estado de la fachada: este es el factor que más encarece un presupuesto. Si tienes problemas en la fachada como humedades, moho, manchas, grietas o desperfectos en la pintura actual, requerirá hacer un desembolso añadido para subsanarlas que puede llegar hasta los 35 €/m2.

    Se suele regar la fachada con agua a presión para eliminar algunas de las patologías comentadas.
  • Servicios adicionales: para viviendas de varios pisos con paredes exteriores altas es probable que necesites una grúa elevadora, lo cual no es un problema ya que suele estar incluida en el precio básico.

    Sin embargo, en algunos casos para pintar la fachada es necesario montar andamios, aquí el precio medio se incrementa fácilmente entre 2.000 y 3.000 €.

pintar fachada casa con andamios

¿Cuánto cuesta la licencia para pintar una fachada?

Este trabajo es uno de los más sencillas que se ejecutan en el sector de la construcción, no es necesario la modificación de elementos estructurales y por lo tanto simplemente requiere de un permiso de obra menor que tienes que solicitar en el ayuntamiento donde se ejecuta la obra.

El precio de una licencia para pintar una fachada varía entre el 3% y 5% del PEM (presupuesto de ejecución material) + IVA

Consigue hasta 4 presupuestos gratis de profesionales de tu zona con un simple click

Pide presupuestos GRATIS

Además de la licencia de obra menor, pintar la fachada de un chalet tiene un coste añadido que es el ICIO (impuesto sobre contrucciones, instalaciones y obras), que cuesta entre un 2% y 4% del presupuesto de obra.

Los Ayuntamientos suelen autorizar con celeridad este tipo de permiso siempre que cumplas los requisitos urbanísticos propios de esa zona o entorno.

Una de las cosas que suelen poner pegas es con el color de las pinturas, así que si tienes alguna duda es mejor preguntar primero antes de tiempo.

Qué pintura se utiliza para paredes exteriores

Es esencial mantener la fachada de nuestro hogar correctamente pintada, no solo por una cuestión estética, sino también por protección.

Las pinturas para fachadas brindan una defensa necesaria e imprescindible para que agentes atmosféricos, como son el sol, la lluvia, la contaminación o el polvo, no dañen constantemente el soporte exterior.

precio pintar la fachada de una casa

Por eso, es importante renovar periódicamente la pintura de la fachada del edificio antes de que empiece a deteriorarse por el impacto de las inclemencias meteorológicas.

Existen muchos tipos de pintura de exterior, por ello en ocasiones cuesta decidir qué producto adquirir. Básicamente, son dos las variables que tienes que tener en cuenta:

  • Material del soporte: no es lo mismo pintar en piedra, ladrillo, hormigón o revoco ya que su capacidad de absorción y adherencia es distinta.
  • Climatología de tu zona: la ubicación del inmueble es importante ya que en función de si es una zona lluviosa y húmeda o un con un clima seco y soleado, la pintura plástica a elegir es completamente distinta.

Tipos de pinturas para fachadas

  • Acrílica: es la pintura más utilizada para fachada de casa unifamiliar en superficies sin patologías previas. Con base de agua, se aplican fácilmente y tienen una duración de 1 a 3 años o de 5 a 10 años según la calidad y garantía del fabricante. Su precio medio oscila entre 4 y 5 €/litro.
  • Resina de silicona: aptas para climas húmedos controlados y con un soporte saneado. Su característica principal es que crea una capa microporosa que elimina la humedad contenida en la fachada y evita que absorba el agua.

    También las encuentras con base incolora para su aplicación en ladrillos, piedra y hormigón con el fin de repeler el agua y prevenir la creación de microorganismos.
  • Siloxano: recomendadas especialmente en climas muy húmedos, se utilizan consecuentemente para proteger problemas graves de humedad. Tienen una alta durabilidad, de 10 a 15 años, y una calidad excelente.

    Entre sus propiedades destacan: repelen el agua, son antimoho, autolimpiables y transpirables. Además protegen de los rayos uva, la degradación de color y las temperaturas extremas.
  • Elastomérico: además de proteger la fachada de las humedades producidas por el agua de lluvia, son pinturas elásticas aptas para recubrir pequeñas fisuras de hasta 1mm. Se recomiendan para yeso, hormigón, ladrillo o revoques previa aplicación de un fijador acrílico.
  • Silicato potásico: utilizadas en soportes que contienen humedad residual y adherida. Permiten la transpiración a través de la pintura y se fijan fácilmente a superficies como morteros, ladrillos y hormigón.
  • Pliolite: contienen resinas acrílicas que garantizan una gran adherencia y resistencia a la intemperie. Con base disolvente, se recomiendan para fachadas arenosas o en mal estado cuya ubicación geográfica sea de climas muy secos y extremos.

    Tienen una garantía de durabilidad de 12 años y un coste aproximado de 12 €/litro.

Cómo ahorrar en el coste de pintar una casa por el exterior

Aunque una de las cosas que primero se pasan por la cabeza para ahorrar es hacerlo por tu cuenta, recomendamos contratar a un profesional por varias razones:

  • Los pintores experimentados saben cuál es la pintura más adecuada para tu caso concreto.
  • Si las paredes tienen alguna patología antes de pintar hay que sanearlas. Aquí ya se complica mucho más la situación, ya que normalmente hace falta experiencia en la materia.
  • Para pintar paredes exteriores altas necesitas medios adicionales como andamios o elevadores que tienes que alquilar y saber montar o utilizar.

Por lo tanto, si eliminamos la posibilidad de hacerlo tu mismo, estas recomendaciones te pueden ayudar a ajustar lo máximo posible el precio de pintar la fachada de casa:

  • Pide varios presupuestos a profesionales del sector para obtener una tarifa justa.
  • Elige un color claro, disminuirás la frecuencia con la que tienes que pintar, ya que son tonos a los que no les afecta tanto la decoloración por el sol y los rayos uva.
  • No esperes a que la pintura se deteriore o que los problemas existentes se agraven. Un mantenimiento a tiempo vale mucho dinero.