Reformas de fachadas

Las fachadas son el elemento arquitectónico visible de cualquier edificio. En muchos casos el arquitecto la utiliza como medio de expresión artística, pero sus funciones van mucho más allá que lo meramente estético como veremos a continuación.

¿Quieres reformar la fachada? consigue hasta 4 presupuestos de empresas de reformas cercanas a tu domicilio y sin ningún compromiso

Calcula tu precio online GRATIS

Tipos de fachadas en la construcción

Funciones de una fachada

Dentro de las funciones que tiene la fachada destaca una, que es proteger la parte interior de cualquier agente externo.

Por lo tanto, como elemento de protección, es la que sufre todas las degradaciones y consecuentemente en la que hay que poner especial énfasis en la construcción de una edificación.

A lo largo de la historia las fachadas han evolucionado según las necesidades de la época. Hace 200 años apenas se abrían huecos para ventanas y no existía el concepto de vistas al exterior, por que se trataba de todo lo contrario, protegerse del frío y de los intrusos.

Desde entonces la tecnología ha evolucionado de forma considerable tanto en las técnicas de edificación como en los materiales utilizados, aunque los problemas de deterioro en el revestimiento siguen siendo los mismos pero combatidos de distinta manera:

Una fachada tiene que tener una serie de propiedades que consigan que dure a lo largo del tiempo sin apenas mantenimiento:

  • Soportar las cargas del propio edificio, las vibraciones y movimientos que se producen alrededor del mismo.
  • Proteger contra agentes meteorológicos (sol, agua, humedad, diferencias de temperatura, etc).
  • Protección acústica de ruidos externos.