Encimeras de baño a medida online

Las encimeras de baño son piezas importantes a tener en cuenta, ya que no sólo proporcionan una superficie de trabajo funcional, sino que también aportan un toque decorativo con el que destacar la estancia.

Consideramos la encimera perfecta aquella que cumple estos tres requisitos: estética, funcionalidad y durabilidad. Existen diversos materiales a elegir, aunque la decisión final depende principalmente de gustos personales y no tanto en la durabilidad.

Materiales de encimeras para baños

A la hora de elegir un material para la encimera del baño es fundamental dar prioridad a la funcionalidad frente al diseño.

Al fin y al cabo lo vas a utilizar todos los días y no nos engañemos, el agua y la humedad van a estar presentes, por eso es recomendable que la superficie sea fácil de limpiar y mantener.

Vamos a ver las ventajas e inconvenientes de los materiales más utilizados como encimeras de baño, para que valores y decidas lo que mejor te convenga.

Silestone

Es probablemente el material más versátil y moderno actualmente. Está fabricado con una mezcla de cuarzo molido, resinas y pigmentos que lo hace muy resistente a los golpes y arañazos.

encimeras de baño silestone

Las encimeras de baño Silestone las puedes encontrar en multitud de colores y texturas. Algunos modelos incluso imitan al mármol y a la piedra natural, con veteado incluido.

Además la superficie no es porosa, gracias al sistema de fabricación no es necesario aplicar ningún sellante para evitar las odiosas manchas, lo que asegura un mantenimiento sencillo y duradero.

Para limpiarla basta con pasar un trapo húmedo con jabón ph neutro o líquido antical, eso sí, tienes que tener cuidado con productos químicos de limpieza (lejía, acetona, acido fluorhídrico, decapantes) ya que pueden dañar la encimera.

Encimera baño de madera

Son una opción cada vez más popular gracias a que se está perdiendo el miedo a este material en un principio delicado.

encimeras baño madera

Las encimeras de madera para baños destacan principalmente por su belleza natural, que mejora la apariencia de cualquier espacio con decoración clásica o moderna y le da un toque de elegancia que otros productos no consiguen.

Este es su mayor activo, pero tiene dos desventajas que puede que sean definitivas para que no pongas madera maciza en el baño, vamos a verlas:

  • La humedad y el agua son enemigos número uno de la madera al ser un material poroso, sin embargo si está debidamente protegida con una capa sellante no deberías tener ningún problema.
  • Con el tiempo, las abrasiones afectan al sellante y se va desgastando, con lo cual pierde su protección y necesita mantenimiento cada cierto tiempo si no quieres que el agua penetre en la madera. Aplicarlo es sencillo, pero es una molestia que tienes que asumir.

Granito

Las encimeras para baños de granito es la opción más clásica junto al mármol. Hablamos de una piedra natural extraída directamente de una cantera y cortada para el propósito específico.

Sus propiedades son magníficas, dureza ante golpes y rayones, patrón único de color, facilidad de limpieza y belleza natural.

Es un material ligeramente poroso, pero no tendrás que preocuparte por que vienen protegidas de fábrica.

Mármol

El mármol es una opción muy bella y utilizada para el baño, existen muchas imitaciones de esta piedra natural ya que el original presenta varios inconvenientes si el uso es intenso.

Su principal desventaja es que no es resistente a los rayones, golpes, manchas y productos químicos, por eso es importante conocer de antemano el uso que le vas a dar si te decides por este producto.

El precio es similar al granito y al silestone, depende de las marcas, modelos y distribuidores.

Laminadas

Si buscas encimeras de baño baratas, duraderas, resistentes a la humedad, fáciles de limpiar y con una amplia variedad de colores y estilos, las laminadas son la mejor opción.

El laminado se fabrica a partir de un tablero de partículas (DM o Aglomerado) que se reviste con un laminado decorativo que es lo que le da todas las propiedades.

Su aspecto negativo es que con el tiempo y dependiendo de la calidad del laminado, éste puede perder color y levantarse si se filtra la humedad en las uniones de los cantos.

La reparación es compleja, así que tendrás que sustituir la encimera.

Comprar encimeras de baño a medida

En muchas ocasiones nos limitamos a mirar productos prefabricados en tiendas físicas o en internet que tienen unas medidas determinadas.

Si encajan en nuestro baño, perfecto y si no, miramos otros modelos. ¿Por qué hay que conformarse con otro producto si te gusta esa encimera concreta?.

Una de las opciones es que te fabriquen la encimera de baño a medida. Basta con ir a un marmolista (silestone, granito, etc) o a un carpintero (madera) para que elabore, con una simple foto, la encimera que te gusta.

Ten en cuenta que en la mayoría de casos, la encimera es simplemente una tabla con dos agujeros, uno para el desagüe del lavabo y otro para los tubos del grifo.

El precio de fabricar a medida en este caso no tiene por que ser superior al que viste en tienda. En este caso eliminas intermediarios, así que tú decides.

También te puede interesar

Deja un comentario