Fregaderos de acero inoxidable

Cuando te planteas comprar un fregadero, el acero inoxidable es lo primero que te viene a la cabeza. Esto no es de extrañar ya que por excelencia es el material más vendido para cocinas.

La calidad y precio que tienen les convierten en un duro competidor frente a materiales que se fabrican hoy en día más modernos y vistosos.

Fregaderos de acero inoxidable con precios fantásticos

Te presentamos algunos de los fregaderos más vendidos y con valoraciones positivas por parte de clientes que ya los ha comprado. Puedes adquirirlos en Amazon.

Cómo saber la calidad de un fregadero inox

Si eres de los que les gusta conocer al detalle las características de los productos que compras, en los fregaderos de acero inoxidable para cocinas debes tener en cuenta dos parámetros básicos que determinan su calidad:
calidad fregadero acero inoxidable

  • Composición: el acero inoxidable se fabrica con un % cromo ( proporciona brillo y durabilidad), % níquel (dureza y resistencia) y % carbono (maleabilidad y ductilidad).

    Cuando vayas a comprar un fregadero de acero, entre las especificaciones técnicas deberás ver algo similar a estas palabras Serie 304 18/8.

    304 indica el nivel de corrosión – oxidación y 18/8 significa que el acero inoxidable con el que se fabrica el producto contiene un 18% de cromo y un 8% de níquel.

    Para productos para uso doméstico con calidad, los valores mencionados son los más comunes, si adquieres fregaderos por debajo de estos números (por ejemplo 301), estarás disminuyendo la calidad y por lo tanto serán más baratos.
  • Calibre: cuanto más grueso mejor, más resistente a abolladuras, menos ruidoso y menos vibraciones (especialmente si tienes un triturador incluido en el desagüe).

    Puedes encontrar calibres de 16 a 22 mm, siendo los valores bajos mejores que los altos. El más típico que vas a encontrar es el de 18 mm.

Ahora que ya sabes un poco más del acero inoxidable podrás elegir mejor!!

Más materiales de fregaderos de cocina

Características: ventajas y desventajas

Primero vamos a ver las cualidades positivas y al final las negativas, que son pocas pero alguna tienen.

  • Durabilidad: los fregaderos de calidad, si los cuidas dentro de la normalidad deberían durar para siempre. Están fabricados de un acero resistente a la corrosión que es más duro y más resistente que otros tipos de materiales y no se astillan, agrietan ni desgastan.
  • Precios asequibles: dentro de la amplia gama de inoxidables puedes encontrar algunos modelos de alta gama con precios altos, pero la mayoría de ellos tienen precios bastante asequibles para cualquier bolsillo.
  • Mantenimiento sencillo: es un material no poroso, por lo tanto son naturalmente higiénicos, no albergan bacterial y son fáciles de limpiar y mantener.
  • Múltiples diseños: todas las marcas de fregaderos para cocina fabrican en acero inoxidable (Teka, Blanco, Franke, etc).

    Además vas a encontrar modelos muy diversos: un seno, dos senos, con escurridor, sobre encimera, bajo encimera y todo tipo de medidas de cubeta.
  • Aspecto atemporal: a pesar de que se venden desde hace muchos años y que ahora más que nunca se fabrican otros materiales, los fregaderos de acero inoxidable perduran en el tiempo ajenos a las modas, y esto significa que tienen una buena relación calidad – precio – diseño.
  • Reciclable: si te gusta la idea de comprar productos respetuosos con el medio ambiente al final de su vida, un fregadero de acero inoxidable cumple este requisito, es 100% reciclable.
  • Arañazos: se rayan con facilidad. Aunque no lo parezca, el metal tiene una “dirección de grano” y cualquier fricción abrasiva en la dirección opuesta al grano, dará como resultado arañazos visibles.
  • Sensibles a la cal: para mantener un aspecto brillante es necesario limpiar los depósitos de minerales del agua estancada y los goteos, ya que la cal se incrusta rápidamente y hace que el fregadero de acero inoxidable parezca lúgubre.
  • Limitado en color: sólo los puedes comprar en gris, con más o menos brillo pero color gris únicamente.

Tipos de fregaderos

Cómo limpiar un fregadero de acero inoxidable

Aunque el mantenimiento del acero inoxidable es sencillo, basta con utilizar diariamente agua caliente, un trapo de cocina y detergente de los platos, vamos a darte algunos consejos para que el fregadero que compres dure para toda la vida.

El mejor método para garantizar que el fregadero esté limpio y seco es el preventivo. Para ello utiliza un paño de cocina después de cada uso para minimizar la limpieza mayor, así conseguirás que esté brillante y relativamente libre de manchas de agua.

Si pero… ¿cómo quitar manchas en un fregadero de acero inoxidable?

Inevitablemente con el tiempo y un uso normal, la superficie se acaba rayando y se van incrustando manchas de cal principalmente, óxido o grasa. Para limpiarlas utiliza estos trucos:

  • Restos de cal: tapa el fregadero con un tapón, echa un producto antical en la zona y deja que actúe unos minutos, después frota con un estropajo por la parte verde de la esponja siempre que ésta no sea muy dura, en caso afirmativo pasa la amarilla.
  • Grasa: igual que el anterior pero con un producto antigrasa o si quieres también puedes utilizar vinagre.
  • Óxido: puedes utilizar vinagre, bicarbonato o zumo de limón.

Recomendamos que no utilizar productos químicos para limpiar el fregadero inox aunque el fabricante especifique que está protegido, ya que con el tiempo daña la capa protectora que hace que el acero inoxidable sea realmente inoxidable.

En el caso de que lo anterior no funcione tendrás que pulir el fregadero de cocina.

Quizás tengas dudas de cómo aplicar el producto o si el resultado va a ser óptimo. Aquí tienes un vídeo de cómo pulir acero inoxidable: