Fregaderos Blanco

Fabricados por el grupo Blanco, empresa alemana de prestigio internacional, los fregaderos Blanco son sinónimo de calidad, diseño, innovación y servicio al cliente.

Cuando buscas confort, ergonomía y funcionalidad, esta marca cumple las expectativas al 100%. Así que te invitamos a descubrir su catálogo de productos.

Catálogo de fregaderos Blanco

Otras marcas de Fregaderos

Características de un fregadero Blanco

Materiales de fabricación

Al igual que la mayoría de marcas, Blanco fabrica los tres tipos de materiales más demandados en el mercado:

  • Acero inoxidable: el paso del tiempo no hace mella en el acero, y sigue siendo el producto que quieren la mayoría de clientes por precio, resistencia y durabilidad.

    Por poner alguna pega, el acero se raya con facilidad y aunque lo cuides con el tiempo los rayones serán visibles. Además, para evitar que salgan manchas u óxido, es recomendable limpiar y secar el fregadero frecuentemente.
  • Silgranit: con este material patentado, Blanco completa la gama de fregaderos sintéticos, tan de moda últimamente. Silgranit se fabrica con un 80% de piedra de granito natural y un 20% de otros materiales, todo ello mezclado con resinas acrílicas y pigmentos que dan el color.

    El resultado es un fregadero marca Blanco con unas magníficas propiedades: resistente a golpes, arañazos y calor (hasta 280 grados centígrados), prácticamente sin poros, fácil de mantener y con una amplia gama cromática.
  • Cerámica: a pesar de que es el material más demandado en el baño, en cocinas se utiliza principalmente para ambientes rústicos.

    Estos fregaderos se cubren con PuraPlus®, un sellante que les protege de la cal y otros depósitos que pueden dañarlos con el tiempo.

    Su mayor desventaja es que no soportan golpes fuertes, por ejemplo, se pueden rajar o descascarillar si una olla pesada cae a una determinada altura, así que tienes que tener cuidado.

Información ampliada

Sistemas de montaje

  • Encastrable: también conocido como sobre encimera, es el sistema de instalación clásico y sigue en vigor actualmente gracias a su sencillez. Simplemente hay que insertar el fregadero Blanco en el recorte de la encimera y fijarlo en la mayoría de los casos con silicona.

    Los bordes quedan visibles (estéticamente más feo) y al limpiar o empujar desperdicios de comida hacia el fregadero choca con ellos siendo más incómodo.
  • Fregadero Blanco bajo encimera: al contrario que el anterior, se sujeta por debajo de la encimera con grapas o tornillos.

    De esta forma queda “oculto a la vista” dando mayor continuidad a la encimera y facilidad en su limpieza. Es el sistema de instalación que vas a encontrar en la mayoría de cocinas en la actualidad.
  • Montaje mismo nivel: aquí tenemos el más novedoso, es un sistema intermedio a los anteriores. Los bordes del fregadero y la encimera forman una unidad plana. Al pasar la mano no tienes que notar el cambio de uno a otra ya que quedan al mismo nivel.

    Tienes que avisar al marmolista para que fabrique la encimera para este tipo de fregaderos Blanco, así que aumenta el precio respecto a los anteriores.

Colores

Durante años el gris del acero inox ha reinado en las cocinas de todas las viviendas. Gracias a la incorporación de nuevos materiales como el Silgranit, ahora puedes elegir el color del fregadero Blanco que desees y combinarlo a tu gusto con la encimera.

Tienes a tu disposición una carta de colores que abarca las necesidades de cualquier cliente: desde negro o blanco hasta la gama de grises, marrones y beige.

En este enlace, CombiColurs, puedes simular los colores del fregadero Blanco y la encimera para ver cómo quedan.

Por favor, ayúdanos a que la información de este artículo llegue a otras personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones para compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchas gracias por tu ayuda.fechas redes sociales