Fregadero con escurridor

Los fregaderos con escurridor se siguen utilizando y por lo tanto vendiendo hoy en día a pesar de que hay alternativas más modernas que en un principio pueden parecer mejores.

Si tu idea es comprar uno, por su puesto que vamos a ofrecerte los mejores modelos, pero en este artículo también podrás conocer otros sistemas perfectamente válidos que es posible que no hayas pensado como solución.

Tipos de fregaderos con escurridor

Básicamente se clasifican en función de la posición del mismo, ya que el sistema de instalación siempre es encastrado, por lo tanto si buscas un fregadero con escurridor bajo encimera no lo encontrarás:

  • Universal: el escurridor se puede situar tanto a la derecha como a la izquierda. Para ello el fregadero viene de fábrica con dos agujeros para el grifo. El que queda libre es sellado con un tapón o accesorio similar.
  • Seno a la izquierda: como su propia descripción indica, el escurridor siempre queda a la derecha y la pila a la izquierda.
  • Seno a la derecha: no tiene mucho misterio, es la versión contraria del anterior.

Como recomendación antes de comprar, decide cómo te gustaría instalar el fregadero y asegúrate de elegir correctamente la posición del escurridor cuando hagas el pedido.

En caso contrario es posible que lo tengas que devolver, el agujero que hay que hacer en la encimera para el grifo condiciona en algunos modelos la instalación del fregadero (no encaja en cualquier posición).

Guía completa de FREGADEROS DE COCINA

Alternativas al fregadero con escurridor

A pesar de que el típico o clásico fregadero con escurridor pueda parecer una buena idea, es posible no sea del todo necesario.

Ten en cuenta que un producto de este tipo suele ocupar más o menos el doble que si te decantas simplemente por uno sin escurridor y estéticamente no queda tan integrado, sobre todo si es de acero inoxidable.

Esto quizás no sea un problema si tienes una cocina grande con mucha superficie de encimera, pero te vamos a ofrecer varias alternativas que deberías valorar por su simplicidad y utilidad.

  1. Estrías en la encimera: es la solución más utilizada hoy en día cuando se renueva la cocina, consiste en pedir al marmolista que te haga unas estrias en el material de la encimera que harán las veces de fregador escurridor.

    Lo mejor de todo es que con este sistema queda integrado a la perfección al lado del fregadero y cumple su función. Lo peor es que tienen que hacer las estrías cuando compras la encimera.
  2. Escurridor independiente: muy utilizado también, consiste en una pieza de plástico o metal donde se va colocando todo lo que friegas. Los tienes de todos los tamaños y su mayor problema son sus dimensiones, requieren un sitio donde guardarlo que puede que no tengas.
  3. Poner una rodea: un paño de cocina es la alternativa más barata y la que han utilizado nuestras abuelas durante años como escurridor, las gotas de agua de los platos y cubiertos son absorbidas por la misma, sólo tienes que ponerla a secar cuando termines.