Campanas extractoras silenciosas

Una de las cosas que más saca de quicio en la cocina son los ruidos que emiten los electrodomésticos, por ello es recomendable no precipitarse y leer información al respecto para tomar la decisión correcta y comprar el producto adecuado.

Si estás buscando campanas extractoras silenciosas y potentes te vamos a guiar en todos los requisitos que tiene que cumplir este producto para que cumpla tus expectativas una vez instalada.

Qué se considera campana extractora silenciosa

A pesar de que los fabricantes elaboran productos cada vez más avanzados tanto desde el punto de vista energético como el tecnológico, históricamente uno de los problemas a solventar es reducir el ruido que emiten.

Las personas demandan campanas extractoras silenciosas, especialmente ahora que muchas viviendas integran cocina y salón comedor en una misma estancia.

¿Vas a reformar la cocina? Consigue hasta 4 presupuestos de empresas cercanas a tu domicilio, de forma gratuita y sin ningún compromiso.

Calcula tu precio online GRATIS

Para que te hagas una idea general, todas las marcas y en función del modelo, tienen un rango de decibelios entre los 35 dB en potencia mínima y 70 dB en máxima (si contamos el modo Boost normalmente los supera llegando hasta los 80 dB).

Como referencia respecto al ruido en la vida real:

  • 40 dB: radio a bajo volumen.
  • 50 bB: lluvia suave.
  • 60 dB: una conversación de varias personas.
  • 70 dB: tráfico en una ciudad.
  • 80 dB: un despertador o una cortacésped.

Ten en cuenta que el máximo tolerable por el oído humano son unos 70 dB, valores mayores se consideran molestos, por lo tanto podemos considerar que las campanas extractoras de cocina silenciosas son aquellas cuya potencia máxima de extracción ronda los 60 dB.


Cómo reducir el ruido de una campana

Puede ocurrir que hayas comprado la campana extractora más silenciosa del mercado y sin embargo el ruido que hace es mayor al esperado.

¿Por qué? ¿Cómo eliminar el ruido de la campana extractora?

Normalmente ocurre por una instalación defectuosa del tubo de extracción de humos. Hay que reseñar que los decibelios que marcan los fabricantes en las especificaciones técnicas están medidos en condiciones óptimas (1,5 metros de tubo + 1 codo).

Esto puede que no sea posible en tu cocina simplemente por la forma en la que se distribuyen los muebles – electrodomésticos y la ubicación de la salida al exterior de humos.

Vamos a considerar los aspectos clave para conseguir en la instalación una campana silenciosa según lo especificado por el fabricante:

  • Diámetro salida tubo campana: el conducto de salida debe elegirse en función del aire que puede extraer la campana. Los más habituales son:
    • Diámetro de 100 mm hasta 300 m³/h.
    • 125 mm hasta 500 m³/h.
    • 150 mm hasta 800 m³/h.

    Nota: la potencia extractora no es proporcial al ruido emitido y la mayoría de campanas actuales tienen un diámetro de salida de 150 mm.

  • Longitud del tubo de extracción: cuanto mayor sea la distancia entre la campana y la salida de humos mayor ruido.
  • Número de codos: un número elevado de codos disminuye la circulación del caudal de aire y consecuentemente un aumento de decibelios en la cocina.
  • Acabado y forma del tubo: en tubos redondos fluye mejor el aire que en los planos, de igual forma, es mejor que el tubo sea liso que con forma de acordeón.

La mejor solución: un sistema sobresaliente para conseguir campanas de cocina silenciosas es colocar un extractor externo en la fachada o tejado.

El problema es que no todo el mundo puede instalarlo, depende del espacio en la cocina, del diseño del conducto al exterior y del modelo de campana.

Es viable principalmente en casas adosadas o individuales (ya que no dependes de las limitaciones constructivas de un piso y de las normas de la comunidad) y requiere un trayecto de conductos de entre 5 y 7 metros para evitar los ruidos.

Sigue leyendo nuestras guías de CAMPANAS EXTRACTORAS DE COCINA